Santa Maria del Naranco y San Miguel de Lillo

14 de octubre de 2010
¿Quien no ha estudiado estas dos maravillas arquitectónicas situadas en las inmediaciones de la ciudad de Oviedo?.

Pues estamos ante el conjunto arquitectónico prerrománico más antiguo de europa. San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco están situadas en el Monte Naranco, en los alrededores de Oviedo. Desde este monte se puede divisar todo Oviedo y se pueden hacer fotografías realmente bonitas.

Santa María del Naranco será el primer palacete que nos encontraremos en la subida y es visitable. Si véis que está cerrado deberéis de esperar un rato ya que hay un voluntario que va constantemente desde uno a otro palacete para abrirlos al público. Tiene unos horarios establecidos que podréis ver en una de sus puertas. Si queréis saber más de este maravilla pinchar en el nombre y en Wikipedia os hablarán de su gran historia. Es gratuito, pero siempre se le deja una ayudita al voluntario como reconocimiento de su gran y poco retribuido trabajo.

San Miguel de Lillo está un poco más arriba y para visitarlo pasa como en Santa María, si está cerrado deberemos de esperar al voluntario dentro del horario establecido. Este palacete me impresionó ya que no esta restaurado ni nada, sólo tiene alguna reforma en alguno de los ventanales, pero por dentro está tal y como lo dejaron. Precioso el ver los frescos originales, las paredes, los capiteles…mmmm una pasada para la gente que ama la historia y la arquitectura. Hay que decir que el motivo de por qué no está restaurado radica en que por debajo del palacete pasa un rio y la humedad,que sustentan sus paredes es muy alta, por lo que están esperando a que de síntomas de flaqueza para restaurarla. De momento está tal y como la dejaron.

Pincha en los enlaces para ver desde donde se realizaron las fotografías:
Santa María del Naranco:

San Miguel de Lillo:

No os podéis ir de Oviedo sin vistar estas dos maravillas declaradas PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.
Os recomendamos que os hospedéis en el Hotel AYRE Alfonso II, que fué donde nos alojamos nosotros y estuvimos como en casa.

Etiquetas:

Ningún comentario

Deja un comentario

Al navegar por esta web acepta el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar