Brasserie Belga, un buen restaurante en Calpe

Saludos a tod@s! Estando unos días de descanso en Calpe y buscando sensaciones nuevas para nuestros paladares, encontramos un restaurante BRASSERIE BELGA del que trata nuestra entrada de hoy porque nos dejó fascinados.

El Restaurante “Brasserie Belga” se encuentra en la Calle de la Niña nº 9 en Calpe, haciendo chaflán. Resulta un poco cortante el entrar al sitio porque puede que seáis los únicos nacionales que estéis allí sentados, o al menos, es lo que nos pasó a nosotros, pero creemos que es debido a la colonia de belgas que pueda residir en Calpe y sabiendo de su calidad, van a comer allí sin pensárselo.

brasserie belga

Tienen carta en varios idiomas, incluido el español. Lo que sí puede ser un pequeño fallo y que no nos dimos cuenta hasta después de haber pedido es que disponen de menú del día, escrito en una pizarra, colgada a la entrada, pero en belga, así que si no controlas el idioma y no preguntas al camarero, como fue nuestro caso, no te enteras y acabas pidiendo de carta. Como siempre ocurre, todo depende de lo que se pida, pero tanto la elección de carta como de menú sale por el mismo precio, en torno a los 25-30 euros pidiendo vino como bebida. Aun así, tienen una amplísima carta de cervezas belgas si lo vuestro son las rubias.

QUÉ COMIMOS EN EL RESTAURANTE BRASSERIE BELGA:

A lo que vamos: Los platos que forman la carta son típicos belgas. Nos dimos cuenta que la mayoría de la gente allí sentada pedía el Steak tartar en cualquiera de sus diferentes versiones, plato estrella del restaurante, pero nosotros nos decantamos por…

Una ensalada templada al centro:

Ensalada de la brasserie belga

Una sopa del día…

Sopa de la brasserie belga

Y como platos principales, el Guisado belga y el Volován con champiñones:

Guisado de la brasserie belga Volován de la brasserie belga

Todos los platos son en cantidad. Son unas raciones sobresalientes e incluso puede que abundantes en función del estómago de cada comensal. Nosotros con estos platos acabamos tan saciados que no pudimos pedir postre y pasamos directamente al café que te lo sirven acompañado de un chupito de crema de huevo. Muy bueno. Era la primera vez que lo catábamos y solo os decimos que le preguntamos al camarero dónde podíamos comprar una botella del licor que ahora forma parte de nuestro mueble bar.

El Restaurante “Brasserie Belga” es de los lugares que no deja indiferente. Además, tu sabes que has pedido un buen plato y más cuando te reconoce el camarero tu buena elección, pero conforme vas viendo salir de la cocina el resto de platos que han pedido los comensales de tu alrededor es cuando piensas en lo siguiente que pedirás en tu próxima visita. Eso es lo que nosotros pensamos que hace bueno a un restaurante: Pensar que te vas a pedir la próxima vez cuando aún estás disfrutando de la comida que tienes frente a ti.

LOCALIZACIÓN: GOOGLE MAPS / STREET VIEW 

Puntuación: 8/10

Etiquetas:

Deja un comentario