Restaurante LA SORT


Hola amig@s.
Con las vacaciones a la vuelta de la esquina para algunos, otros disfrutándolas ya y para los que no tienen vacaciones pero que hacen uso y disfrute del mismo los fines de semana, os proponemos un restaurante donde poder celebrar la época estival y dar un gusto al paladar de los que se sienten en la mesa.

Os hablamos del Restaurante LA SORT en Moraira (Alicante).  Próximo al Club Náutico, es un punto de referencia de la Costa Blanca en cuanto hablamos de Restauración. Regentado por dos hermanos, tienen como inspiración la cocina francesa a través de su gran amigo Joel Robuchon.

De ir a éste Restaurante surgió en una conversación con unos amigos que le dijimos de ir a visitar Moraira y nos dijeron, que el ir a éste bonito pueblo pesquero, suponía visitar también La Sort.
Así que tras un paseo por el pueblo y el puerto, fuimos directos allí. En la entrada tenían la carta de todo lo que allí podíamos saborear, cosa que conforme vas leyendo surge la duda en la mente del aquí escribiente: “¿Y qué me pido?”.
Nosotros comimos de carta, dejándonos aconsejar por el jefe de sala, porque llega un momento que nadas en un océano de dudas acerca de lo que quieres comer ante estos deliciosos platos.
Os podemos asegurar que si todos están tan buenos como los que nosotros comimos, auguramos un gran y prometedor futuro a sus dueños.

Aperitivo de la casa

De entrante pedimos “Salteado de calamares de bahía y su vinagreta de pimientos, albahaca y olivas negras” y “Sashimi de atún, tartar de pimientos y caviar al aceite de sésamo, wasabi y soja”, y de plato principal “Paella de pato salvaje con setas de temporada y azafrán de hebra”, que puedes pedirla si mínimo sois dos comensales. Todo esto acompañado de dos tipos de pan, un mini aperitivo, al que invita la casa y la cata de un aceite de oliva de la provincia. Y de postre, tarta caliente de naranja acompañado por café solo.


Una vez comido y viendo la cantidad de los platos, aconsejamos pedir solo un entrante si pedís paella ya que es un plato de bastante peso en el estómago y es mucha cantidad de comida la que hay.
La relación calidad-precio ronda los 50-60 euros por persona y si pides carta de vinos, dejándote aconsejar por el sumiller, puede que incluso ascienda un poquito más.

Con los tiempos que corren no es un restaurante para ir todos los días por su precio pero sí para disfrutar a la mínima oportunidad por su elegancia en la elaboración de sus platos y el deleite para el paladar. Es de mención la profesionalidad del servicio, detalle a detalle te van describiendo los platos una vez servidos en el centro de la mesa para luego dejarte tranquilo y comerlos a tu antojo.
LOCALIZACIÓN: GOOGLE MAPS

Puntuación: 9/10

Un saludo y hasta la próxima 😉

Etiquetas:

Deja un comentario

Al navegar por esta web acepta el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar