San Andrés de Teixido



Hola Fotolugareñ@s.


Hoy os invitamos a conocer San Andrés de Teixido, pequeño pueblo, muy cerca de Cedeira, famoso, principalmente, por las infinitas leyendas que de él se cuentan, por el Santuario de idéntico nombre que el pueblo, por el  fantástico acantilado que puede observarse en el mirador de Vixía de Herbeira y la Fonte do Santo.

El dicho dice que la persona que no conoce a San Andrés de Teixido en vida lo conocerá una vez muerto.

Cuenta la leyenda que San Andrés estaba triste y envidiaba los peregrinos que visitaban al Apóstol Santiago. Un día recibió la visita del Señor acompañado de San Pedro a quien les comentó lo que sucedía. El Señor le prometió que a su santuario acudirían a él todos los mortales y, quien no lo hiciera de vivo, vendría a verle de muerto.
Después de bajar por una calle empedrada, con tiendas de souvenirs y al fondo contemplando un maravilloso paisaje verde y húmedo, llegamos a un pequeño atrio donde está la ermita. Allí, entrando a derecha, podemos ver la imagen de San Andrés, rodeado de una gran austeridad pero latente un gran fervor de sus devotos por la de velas que hay encendidas. Tenemos que rogar por la bendición del Santo para que éste cumpla nuestras peticiones.
Al salir del Santuario, frente a nosotros, hay unas escaleritas que  bajan a la Fonte do Santo, a la que se le atribuyen poderes de adivinación. Se trata de arrojar una miga de pan a la fuente. Si ésta flota es símbolo de buenaventura y la petición se cumple; si se hunde, es símbolo de mala suerte y el deseo no se cumple. También se dice, que de aquí hay que bajar hasta la orilla del mar en busca de “clavel marino” o “juncos del buen parir”, plantas que ayudan a conquistar amores y a mitigar los dolores de las parturientas.

Rodeando a la Fonte do Santo hay mesas de madera para hacer parada y disfrutar del paisaje que te rodea y del que desde allí divisas: desde el riachuelo que transcurre al pie de la Fonte do Santo hasta las magníficas vistas de los acantilados.

Es maravilloso caminar por estas tierras ya que uno se contagia del embrujo de sus innumerables leyendas y acabas haciendo todas estas tradiciones tuyas “por si acaso” para no defraudar al Santo y se cumpla todo lo que has pedido, pero sobretodo, el contraste que allí observas de la tierra y el mar. Una tierra verde, fresca, bañada casi siempre por una espesa niebla de la que están acostumbrados los paisanos de allí pero que a ti se te hace difícil entender cómo puede privar a uno de la maravilla que estás viendo. Y al fondo los acantilados, que podemos observar desde el mirador de Vixía de Herbeira.


Una visita obligada e inolvidable si viajáis por aquella zona. Eso sí, recomendamos consultar antes el pronóstico del tiempo, porque si ese día hay niebla, no se aprecia ni la mitad de  cosas que un día despejado.
LOCALIZACIÓN: GOOGLE MAPS / STREET VIEW

Hasta aquí el post de hoy. Esperamos os haya gustado. En breve más y mejor ;).

Etiquetas:

Deja un comentario