Hacer turismo por Murcia

Hacer turismo por Murcia
Saludos a todos los que estéis de vacaciones, a los que ya las hayáis disfrutado, a los que estéis en fase de disfrutarlas y a los que no tengan vacaciones pero que el mejor consuelo que queda es decir “si es por un buen motivo, ya las cogeré cuando se pueda”.

En fin, ante cualquier opción, la entrada de hoy la vamos a dedicar a un lugar con mucho significado para éste equipo, con grandes amigos y sobretodo de recuerdos. Estamos hablando de Murcia, la ciudad que se asienta desde los árabes en el valle del Rio Segura.
Y vosotros os preguntaréis: ¿Por qué visitar Murcia?¿Qué tiene esta ciudad que no tengan las demás? Murcia no es más ciudad que otra, pero sí es una ciudad con encanto, encanto que se transmite en su arquitectura, en la gastronomía, en sus calles y su gente.
Si tenéis  pensado visitarla, si podéis, evitad ir los meses de verano, porque dicen del calor que hace en Sevilla, pero Murcia no se queda atrás. Por el día parece una ciudad fantasma y por la noche, es cuando aparece el bullicio en las numerosas terrazas que puedes encontrar en la famosísima Plaza de las Flores, o en el Tontódromo, en la Glorieta de España o la Plaza del Cardenal Belluga.
En cualquier caso, el que vaya a Murcia es indispensable callejear. Es una ciudad que permite recorrer a pie todos sus rincones porque es una superficie llana. Vamos a intentar mencionar lo más destacado aunque ya avisamos que puede ser que se nos escape algo debido a los numerosos y bellos rincones que tiene.
Hacer turismo por Murcia
Una de las joyas de Murcia es su Catedral, el monumento más expresivo de la ciudad. De aquí destacamos su fachada y su torre que se eleva a 92 metros de altura, y ya en el interior, el órgano así como la Capilla de los Vélez con una impresionante bóveda estrellada de diez puntas. Aquí descansan el corazón y las entrañas del Rey Alfonso X el Sabio.
Como no va a ser menos, la Catedral de Murcia tiene su leyenda: Dicen que era tal el ansia de poder de los Vélez, que pretendían ser enterrados en el altar y ante la negativa de la iglesia, mandaron construir la Capilla, con una gran cadena de piedra que rodeaba desde el exterior el altar. La familia quedó tan maravillada del trabajo hecho por el artista, que ante la posibilidad de realizar otra igual o mejor, mandó cortarle las manos, quitarle los ojos y arrancarle la lengua, encerrarle en algún lugar de la capilla, donde aún, después de tanto tiempo se escuchan sus lamentos. Impresiona un poco el relato, ¿verdad?
Hacer turismo por Murcia
Al salir de la Catedral, tenéis en un lateral, la Plaza del Cardenal Belluga, donde se encuentra el Palacio Episcopal, la parte trasera del Ayuntamiento, la Escuela de Arte Dramático e infinidad de bares y restaurantes donde hacer una parada en el camino. Desde las diferentes arterias, yendo a izquierda o derecha, llegaréis a la Gran Via de Murcia, a la fachada principal del Ayuntamiento desde donde se puede contemplar el Rio Segura a su paso por la ciudad y el Puente de los Peligros o Puente Viejo, con la imagen de la Virgen que lleva el mismo nombre, muy venerada en la ciudad.
Hacer turismo por Murcia
Si cruzáis la Gran Via, a la altura de la Iglesia de Santa Catalina, adentráoos por la calle y llegaréis a uno de los sitios más frecuentados tanto por los murcianos como por los turistas: la Plaza de las Flores. Plaza llena de puestos de flores y bares donde poder tapear tanto las marineras, como la empanadilla con ensaladilla, el zarangollo, la morcilla cocida, el pastel de carne,… y de postre, paparajotes. Os garantizamos que os gustará muchísimo, ya no sólo por todas las cosas buenas que vais a degustar sino por el ambiente que se respira allí.
Hacer turismo por Murcia
Si volvemos como punto de partida a la Plaza del Cardenal Belluga, podemos callejear por las Calles Trapería y Platería, calles peatonales, que deben su nombre al carácter comercial que se estableció en el siglo XIV. Si tenéis ocasión en la Calle Trapería se encuentra el Casino. Hay que pagar por entrar a verlo, pero el acceso a la entrada es gratuito y ya se puede anticipar algo de lo que a continuación podéis ver.
Hacer turismo por Murcia
Continuando la Calle Trapería llegamos a la Plaza de Santo Domingo. Quizá, uno de mis sitios favoritos porque he compartido muchos momentos con los compañeros de la Universidad y largas tertulias sentados bien en la terraza de alguna cafetería, bien en el banco que rodea al gran ficus centenario que adorna la plaza. También es significativo el Arco de Santo Domingo que da paso a la Plaza de Julián Romea, ubicándose el Teatro que lleva su nombre. Aquí es cita obligada las noches de estreno durante la temporada teatral.
Hacer turismo por Murcia
Volviendo a la Plaza de Santo Domingo, a escasos metros, tenemos el Tontódromo por un lado, y por otro, la Iglesia de la Merced. Contigua a ésta, tenemos el Campus de la Merced, donde se ubican la Facultad de Derecho y de Letras. Os aconsejamos un paseo por el Campus y ver el Claustro de la Facultad de Derecho.

Esto sería un diminuto resumen de lo que muestra Murcia. Hemos nombrado, creemos, lo más destacable aunque se nos quedan muchas cosas en el tintero, y si nos lee un murcian@ estará de acuerdo con nosotros en que no se ha descrito ni una décima parte de lo que Murcia tiene.
Y con la asignatura pendiente de escribir una segunda parte de Murcia, acabamos como dice el pasodoble: “Murcia, qué hermosa eres”.

LOCALIZACIÓN: GOOGLE MAPS / STREET VIEW

Etiquetas:

Deja un comentario