Cabo Vilán

Hola Fotolugareñ@s.
Hoy vamos a viajar hasta A Coruña, concretamente a Cabo Vilán, en plena Costa da Morte, muy cerca del pueblo de Camariñas. Su nombre se debe a un ave llamado en Galicia “el miñato” que antiguamente sobrevolaba estas costas.

Hay varios accesos para llegar hasta Cabo Vilán. Nosotros lo hicimos desde Camariñas, donde llegando al puerto hay una carretera que llega al faro.

El faro de Cabo Vilán señala a los navegantes uno de los tramos más peligrosos de Costa da Morte, pero también es uno de los paisajes más hermosos que vas a poder contemplar. Como curiosidad, decir que es el faro eléctrico más antiguo de España.

Al llegar aparcamos el coche en la pequeña explanada que hay delante del antiguo edificio de los fareros. Detrás de éste, sobre una gran roca se eleva un potente faro al que intentas acercarte todo lo posible pero que el fuerte viento que allí normalmente sopla te lo hace difícil. La sensación de vértigo aparece cuando intentas asomarte a los acantilados para ver la punta partida del cabo en el islote que se conoce como Vilán de Fora. Pero os aseguro que merece la pena las impresionantes vistas que se pueden contemplar, tanto el oleaje del mar rompiendo con toda su bravura en las rocas como la belleza salvaje del paisaje rocoso y escarpado de la costa.

Una vez reconocido el terreno, uno no puede evitar pensar en los naufragios que allí ha habido, el más famoso el del buque “Serpent”, lugar al que llegamos moviéndonos por una pista de tierra cercana al Faro, y por el que accederemos al conocido “Cementerio de los ingleses”, construido por los habitantes de la zona para enterrar a todos los marineros que allí perecieron.

Si queréis ver los restos del faro original, desde la explanada donde hemos dicho de aparcar el coche hay dos escalones y un camino hecho por el paso de las personas que llega hasta el. Debido a su mala ubicación, (está un poco escondido entre tanta montaña rocosa) se decidió construir el faro eléctrico.
También es curioso que mencionemos la “montaña blanca” que se ve frente a nosotros. Se trata de la duna rampante más grande de la península y que con los vientos costeros que allí soplan tapan el lateral de la montaña con arena de la playa.

Nosotros seguimos la pista de tierra, de buen acceso para ir en coche, haciendo parada en el “Cementerio de los ingleses” para llegar a nuestro destino, el pueblo de Camelle y tomarnos allí un refresco.
LOCALIZACIÓN: GOOGLE MAPS / STREET VIEW

Sin más, en breve os emplazamos a conocer más rincones de nuestra geografía. Un saludo y gracias por visitarnos.

Etiquetas:

Deja un comentario